Hola!

Si querés conocer mi perspectiva sobre diversos temas relacionados con experiencias extremas en Salud Mental, te recomiendo visitar el Blog.

Mi Voluntad Anticipada

Mi Voluntad Anticipada

"El que se quema con leche hasta la cuajada sopla"

Sí, me cuento entre las personas que han sido traumatizadas por el trato y 'tratamiento' recibido por profesionales de la salud/salud mental y personas a mi alrededor en los momentos de locura.  El documento que les comparto a continuación es una tarea que he venido posponiendo por los últimos tres años, pero que mis más de seis meses de embarazo no me permiten seguir obviando.  Mi Declaración de Voluntad Anticipada, es decir, un instructivo -y espero, herramienta legal- que explica cómo quiero que se aborde una posible futura crisis de sufrimiento psíquico en mi vida.

He de confesar que no he completado el proceso, ya que me hace falta:

1. El visto bueno de un psiquiatra.  O sea, un papel que compruebe que estaba 'cuerda' a la hora de firmar el documento.

2. Consultar el peso legal del documento en Nicaragua.  Como he estado yendo y viniendo del país, no he podido movilizarme a como correspondería para averiguar si existe o no una ley de Salud Mental que esté vigente, y en cualquiera de los dos escenarios, consultar la validez que un documento como éste tendría en este país, donde estas cuestiones -especialmente desde la perspectiva de experiencia vivida- son tan invisibilizadas.  Dejo pendiente una actualización sobre este punto.

Antes de continuar, he de agradecer infinitamente al colectivo "Locos por Nuestros Derechos", que desde Chile y via internet, han venido inspirándome a trabajar por construir una comunidad en Nicaragua donde se represente nuestra voz, la de lxs expertxs por experiencia.  Este colectivo publicó el Manual de Derechos en Salud Mental, que es donde encontré el machote que usé para mi DVA.  Aquí se las dejo:

Yo María Isabel Cantón Rodríguez, cédula XXX, nacida en -lugar-, el -fecha-, con domicilio en -XXX.

Estando en pleno uso de mis facultades mentales, de manera voluntaria hago conocer mi deseo, de que si en algún momento futuro no puedo comunicar mis decisiones o he perdido temporalmente mi capacidad para comprender y elegir sobre tratamientos para crisis de salud mental, nombro como mi representante a Evan Durand, cédula residencia XXX, nacido en -lugar-, el -fecha-, con domicilio en -XXX, para que tome decisiones sobre mi tratamiento de salud mental de acuerdo con mis deseos tal como están expresados en este documento, en base a mis convicciones valóricas y creencias personales, con la finalidad de resguardar mi integridad psicológica y bienestar emocional.

Los siguientes son mis deseos referentes a mi tratamiento de salud mental si me encuentro incapacitada para expresarlos:

Me gustaría que los médicos y profesionales nombrados a continuación participen en las decisiones de mi tratamiento:

  • Dra. Evelyn Kraudy (psiquiatra)
  • Ana Salgado (psicóloga)

Si las personas mencionadas anteriormente no se encontrasen disponibles, es mi deseo hacer terapia psicológica con Adriana Trillos.  No deseo ser tratada por ningún otro médico psiquiatra o profesional tradicional más que las personas mencionadas anteriormente.

Faculto y autorizo a mi representante a que consienta la administración de los siguientes fármacos, por un período no mayor a siete días:

  • Clonazepam, la dosis diaria indicada por mi psiquiatra.

No autorizo a mi representante a que consienta la administración de cualquiera de los siguientes fármacos:

  • Cualquier tipo de antipsicótico (atípico/no atípico).
  • Cualquier tipo de los llamados ‘estabilizadores del ánimo'.
  • Cualquier tipo de antidepresivo.

No autorizo a mi representante a que consienta la administración de otros fármacos que recomienden los médicos.

No consiento a que se me aplique terapia electro-convulsiva (TEC o Terapia de Electroshock) y no autorizo a mi representante a que consienta sobre ella bajo ninguna circunstancia.

No consiento la realización de psicocirugía, esterilización quirúrgica o cualquier otro tratamiento irreversible relacionado con mi condición psíquica.

Cualquiera de aquellos tratamientos (químicos o físicos), que se administren en contra de mi voluntad, son una intrusión y agresión hacia mi persona, y desde mi punto de vista constituyen una violación de mis derechos.

De entrar en el futuro en un estado alterado de conciencia, o lo que médicamente se denomina ‘brote psicótico’, es mi deseo que mi representante gestione:

  • El apoyo de personas que con sus servicios le asistan con el cuido de nuestrxs hijxs, preparación de alimentos y labores del hogar.
  • El espacio seguro para que el proceso del estado alterado de consciencia pueda seguir su curso.  Es mi deseo tener libertad de movimiento y expresión.  Deseo se me permita estar en el piso el tiempo que sea si ese es mi deseo. 
  • Que acuda a las siguientes personas en momentos de urgencia en los que él no pueda controlar mi cuidado personal (XXX, XXX, XXX, XXX -red de apoyo-).
  • Mi asistencia a terapia psicológica, sesiones de reiki, terapia floral, masajes y acupuntura.

Entre otras situaciones, las instrucciones y posiciones anteriores se aplican en cualquier caso en el que mi capacidad para tomar decisiones esté o se diga que está deteriorada, o me encuentre en estado de inconsciencia, o mi comunicación esté real o legalmente imposibilitada.  También se aplica en el caso que cualquier psiquiatra u otro profesional de la salud mental o juez, afirme que es una situación de “vida o muerte”, que requiera una intervención de emergencia con una exclusividad final terapéutica, o que represente una medida de cuidado, protección, seguridad o beneficio para mí o terceras personas.

Al respecto me gustaría que se probaran las siguientes intervenciones antes de considerar la internación en un servicio de psiquiatría de hospital general o en un hospital o clínica psiquiátrica (elijo “1” como primera opción, “2” como segunda opción, y así en adelante):

  1. Apoyo de familiares y amigos en mi domicilio actual.
  2. Recibir alternativas de apoyo psicológico sin fármacos.
  3. Recibir masajes y sesiones de reiki.
  4. Quedarme en un hogar o residencia protegida, o en una casa de reposo.
  5. Tomar el fármaco que autorizo de forma oral solamente.

Si se determina que estoy comportándome de manera tal que puedo dañarme a mí misma o a otras personas, prefiero las siguientes intervenciones en orden elegido (elijo “1’” como primera opción, “2” como segunda opción, y así en adelante):

  1. Conversación y apoyo con personas de confianza.
  2. Recibir alternativas de apoyo psicológico sin fármacos.
  3. Recibir masajes y sesiones de reiki.

En ausencia de mi capacidad para dar futuras instrucciones en relación a lo anterior, es mi intención que mi familia y los profesionales de los establecimientos de salud mental respeten esta declaración como una expresión de mi derecho a decidir el tratamiento psiquiátrico.

Autorizo a mi representante a iniciar los procedimientos apropiados en mi nombre si se viola la declaración hecha anteriormente, y por medio de la presente tiene autorización para llevar a cabo cualquier procedimiento penal y/o civil necesario para rectificar tal violación.

______________________       

Mi firma                                                             

______________________ 

Fecha

______________________

Dirección (lugar donde se hizo la declaración)

______________________

Firma, Nombre y Cédula, Testigo 1

______________________

Firma, Nombre y Cédula, Testigo 2

______________________

Firma de notario

______________________

Doy fe, el día (fecha en que el notario fue testigo de la firma notariada) en (lugar donde se hizo la testificación ante notario o la firma).

Cierro el post recordando que la locura no deshumaniza, y que contrario a lo que nos han hecho creer, es un estado transitorio y no permanente.  Cuando hay violencia, en la gran mayoría de los casos ésta se desencadena porque el entorno de la persona desconoce técnicas de distensión, y no sabe escuchar ni dar presencia empática.  Por muy incómodxs que la locura les haga sentir, es obligación de lxs presentes asegurar que se respeten los derechos humanos de la persona atravesando sufrimiento psíquico.  Porque lxs que sufren, el día de mañana, podrían ser ustedes.

Cuando Sólo Te Queda Ser Fuerte

Cuando Sólo Te Queda Ser Fuerte

Los Personajes De Mi Salud Mental

Los Personajes De Mi Salud Mental